Espacio 77: Aprendizajes colectivos

Espacio 77: Aprendizajes colectivos recupera la potencia creativa y crítica de un lugar de encuentro, de circulación de ideas, de producción artística y de pensamiento, localizado en Quito: el Café 77, fundado en 1963 por el movimiento tzántzico. Más allá del imaginario mítico de bohemia de un café artístico literario de las grandes metrópolis, el Café 77 se constituyó en “una gran tribuna para la expresión de ideas” (Ulises Estrella) en resistencia a los órdenes ideológicos conservadores de la dictadura militar de la época. El Café 77 significó, además, desde la fuerza colectiva de voces jóvenes, la constitución de un núcleo para el diálogo, respondiendo a la ausencia de espacios articuladores de pensamiento en la ciudad y a la crisis de representación institucional existente; para entonces, recordemos, la Casa de la Cultura había perdido legitimidad entre los jóvenes tzántzicos y estaba tomada por la dictadura.

 

De este café, ubicado hasta la década del setenta en la calle Chile y Benalcázar, Gescultura recoge en su espacio de aprendizajes colectivos, la capacidad articuladora, de construcción de comunidades de pensamiento, y el impulso a la emergencia de ideas desestabilizadoras y sentidos críticos que tuvo el Café 77; además, reivindicamos a este espacio como un ejercicio político, donde se tejen deseos comunes de transformación social, reinvención de hegemonías, y como un lugar que abre la posibilidad de poner en discusión cánones, categorías dadas y órdenes vigentes. Espacio 77: Aprendizajes colectivos es una propuesta de educación y coparticipación ideada por Gescultura e implementada bajo diversos formatos: taller, cursos, lecturas colectivas, que contextualizan su metodología y se desarrollan de acuerdo a contextos y trayectorias locales.

 
 
 

 
 
Gescultura - 2016